Participantes 2022

Ni la Sociedad Española de Psicología Jurídica y Forense (SEPJF), ni el Comité Organizador asumen responsabilidad alguna derivada de los contenidos de las presentaciones, que son de exclusiva responsabilidad de los/as autores/as y que no representan necesariamente ni a la SEPJF ni al Comité Organizador.

Ronald Roesch

Professor of Psychology and Director, Mental Health, Law, and Policy Institute, Simon Fraser University (Canadá).

Developmental and Mental Health Perspectives on Young Offender Evaluations

Ismael Loinaz

CV

Ismael Loinaz. Licenciado y doctor en Psicología (Universidad del País Vasco), y Licenciado en Criminología (Universidad de Barcelona). Profesor (acreditado titular) en la Universidad de Barcelona y miembro del Grupo de Estudios Avanzados en Violencia (GEAV-UB). Especializado en violencia de pareja, psicología forense y evaluación del riesgo de violencia. Premio Mariano Yela de la Sociedad Española de Psicología Jurídica y Forense (en reconocimiento al investigador novel con excelencia en investigación y transferencia de conocimiento) y actualmente vocal de Psicología Criminal de la Junta directiva de dicha sociedad. Es formador en distintos másteres del ámbito, como el Máster de Psicología Forense y Criminal (IL3-UB), Máster en Intervención Criminológica y Victimológica, y Máster en Análisis y Prevención del Crimen (CRIMINA-UHM), Máster Psicología Jurídica (Universidad Católica de Valencia), Máster en Psicología Jurídica y Peritaje Psicológico (UAB) y otros en distintas universidades de Latinoamérica.

Algoritmos e inteligencia artificial en la predicción del riesgo de violencia: mitos y realidad

Resumen

La inteligencia artificial se ha introducido en un gran número de procesos que nos rodean en nuestro día a día. El futuro parece estar vinculado a estos desarrollos inevitablemente y su uso extensible a todos os ámbitos posibles. El ámbito criminológico es uno de los que más imaginación, deseos y temores ha generado. Sirva como ejemplo ficciones como la película Minority Report en la que el sistema permite anticipar quién cometerá un delito para poder detenerlo antes de cometerlo. La utilización de algoritmos y sistemas informáticos para la sustitución de las decisiones humanas genera muchas polémicas vinculadas a sus riesgos. Sesgos, mala utilización, fallos, pérfida de control sobre las decisiones, etc. En esta mesa de expertos se discutirá sobre la utilización de estos procedimientos en ámbitos jurídico-penales en general, y en la violencia de género con la predicción policial del riesgo o el abuso sexual infantil con el desarrollo de herramientas cuyo objetivo es la valoración del riesgo de que el investigado busque mantener un contacto sexual fuera de la red con la víctima con la que está conversando en chats. Se pondrán sobre la mesa mitos y realidades para poder explicar con fundamento científico cuál es la realidad sobre el uso de estos algoritmos en la actualidad en distintos contextos, pero con especial atención al ámbito español.

Participantes

Juan José López Ossorio. La valoración policial del riesgo en Violencia de Género dentro del sistema Viogen.

Kathryn C. Seigfried-Spellar. Chat Analysis Triage Tool: Prioritization of online child sexual grooming cases.

Virginia Soldino. Validación espñola del Chat Analysis.

Antonio Andrés Pueyo. Decisiones profesionales en el ámbito jurídico-penal. Actuarios, Clínicos y Robots.

Francisco Tortosa

El nuevo Protocolo de actuación de los profesionales de los Centros de Reconocimiento

José Manuel Muñoz

El constructo parentalidad positiva y su abordaje desde la pericial psicológica

José Luis González

CV

Coronel Psicólogo de la Guardia Civil, con 20 años de servicio en la Policía Judicial. Fundador de la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo (SACD; 1995) y de los Equipos Mujer Menor (EMUMEs; 1996). Desde 2015 a 2022, Jefe de Área de Estudios y Formación en la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior. Actualmente prestando servicio en el Mando de Personal de la Dirección General de la Guardia Civil – Jefatura de Enseñanza. Doctor en Psicología. Máster en Ciencias Forenses, y en Psicología Clínica. Autor de artículos científicos y capítulos de libro, e integrante de distintos grupos de investigación científica, sobre aplicaciones de la psicología en la investigación criminal operativa (psicología criminalista): entrevista e interrogatorio, perfiles, detección del engaño, autopsia psicológica, … Al respecto, formador de especialistas de Policía Judicial de la Guardia Civil, y colaborador docente e investigador con diversas Universidades y Fundaciones españolas desde hace más de 20 años.

La psicología policial y de la seguridad pública en la Guardia Civil española

Resumen

En 2013 la American Psychological Association (APA) reconoció formalmente la especialidad profesional de la Psicología Policial y de la Seguridad Pública (Police and Public Safety Psychology; https://www.apa.org/ed/graduate/specialize/police). Un reconocimiento que llegó mucho tiempo después de que los psicólogos de todo el mundo hubieran empezado a trabajar en ese entorno, considerándose a Hugo Munsterberg el primer psicólogo policial allá por al año 1908. En el mapa policial español, que cuenta con dos grandes Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), tres policías autonómicas (Cataluña, País Vasco y Canarias) y centenares de cuerpos de policía local (a nivel municipal), también se ha venido desarrollando esta especialidad de la Psicología. En lo que respecta a esta Mesa, la Guardia Civil (fundada en 1844) organizó su Servicio de Psicología en 1972. Siguiendo didácticamente el esquema de las cuatro áreas de trabajo de esta especialidad que marca la APA, tras una ponencia introductoria sobre el propio Servicio de Psicología (a cargo de su Jefe de Servicio), en esta Mesa van a participar cuatro psicólogos expertos de la Guardia Civil, desarrollando a) las tareas y experiencias del área organizacional del Servicio, dedicada a la selección de los mejores aspirantes en los procesos de ingreso en el Cuerpo, y a la de los más idóneos en los procesos de promoción y de especialización; b) las peculiaridades del área clínica, que vela por la salud mental y el bienestar psicofísico de los agentes, especialmente una vez que los agentes se han visto afectados por el estrés laboral y se ven apartados temporalmente del servicio al ciudadano; c) los avances del área de formación, ocupada en preparar a los guardias civiles para afrontar el estrés policial (fomentando su resiliencia), para su mejor adaptación a la cultura de la organización, y al perfeccionamiento del liderazgo entre los mandos; d) terminando la mesa con una breve mención al ejercicio de la psicología criminalista, en apoyo de las actividades operativas, fundamentalmente de investigación criminal (policía judicial).

Participantes

Luis Álvarez de Lara Galán. La selección de personal en la Guardia Civil.

Benito José Florido Vera. Psicología clínica en la Guardia Civil: organización y funciones.

Santiago García Estebaranz. Psicología educativa en la Guardia Civil. Funciones y áreas de actuación.

Andrés Sotoca Plaza. La psicología criminalista en la Guardia Civil.

José Manuel Muñoz

La evaluación pericial psicológica de idoneidad de custodia y régimen de visitas en supuestos de Violencia de Género

Ana María Martín

CV

Ana M. Martín es Catedrática de Psicología Social y profesora de Psicología Jurídica en las Facultades de Psicología y de Derecho de la Universidad de La Laguna. Es Vocal de Psicología Jurídica y Derecho Penal en la Directiva de la Sociedad Española de Psicología Jurídica y Forense y miembro de la European Association of Psychology and Law y de la American Psychology-Law Society. Ha desarrollado su investigación en relación al comportamiento delictivo de adultos y jóvenes, los procesos de toma de decisión de jurados y profesionales de la administración de justicia, y el comportamiento anti-ecológico ilegal. En los últimos años ha focalizado su interés en el impacto de las variables psicosociales sobre la violencia filioparental y en la reacción social frente a diversos tipos de delitos ecológicos, con especial atención al maltrato animal. A lo largo de su trayectoria académica ha colaborado con distintos colectivos de la administración de justicia, tanto de menores como de adultos, en tareas de evaluación de programas y de formación.

Retos actuales de la intervención en violencia filioparental

Resumen

La violencia filioparental es un problema social que debería ser abordado desde distintos niveles análisis (Harbin y Madden, 1979). Para ello, debería afrontarse no solo en términos individuales o interpersonales, ya que permea la esfera de los intergrupal y de lo comunitario. La investigación ha puesto de manifiesto que las variables individuales e interpersonales son insuficientes para explicar por qué los hijos agreden a sus padres (Del-Hoyo et al., 2020). Concretamente, la afirmación aceptada socialmente, y por muchos profesionales de los servicios sociales, de que la violencia filiparental es el resultado de una disciplina parental inadecuada carece de respaldo científico (Suárez-Relinque et al., 2019). A pesar de ello, esta creencia está teniendo un efecto perverso tanto en los agresores como en las víctimas, provocando una doble victimización de las madres y evitando que los hijos asuman su responsabilidad por el daño causado (Holt, 2016). Como resultado, las intervenciones habituales son terapias familiares genéricas que obvian el contexto sociocultural en el que se produce (McCloud, 2021). Los retos de la investigación actual son delimitar qué factores de riesgo contribuyen, no solo a su génesis de cara a la prevención, sino también qué factores, susceptibles de ser modificados, son cruciales en la intervención en situaciones de crisis y posteriormente. Para concretar las características de los programas de prevención necesitamos estudios longitudinales que nos permitan indagar en el origen de esta violencia y en el desarrollo de su inevitable escalada posterior. Los estudios transversales, más que indicarnos cuáles son las causas del problema, nos permiten ajustar los programas a las características que tienen, en el momento de la intervención, los agresores, sus víctimas y la familia de la que forman parte. De estas características, algunas se dibujan de forma consistente como factores criminógenos dinámicos y han de ser la prioridad de las intervenciones basadas en evidencia (Gallego et al., 2019). Las instituciones sociales, que declaran públicamente su preocupación por el problema, no aportan los recursos necesarios para el diseño e implementación de programas basados en evidencia, ni para la formación rigurosa de los profesionales que han de aplicarlos. El objetivo de esta mesa de expertos es poner de manifiesto cuáles son los retos que, en las actuales circunstancias, tiene la intervención con violencia ascendente.

Participantes

Ibrán Gómez Millán. El programa Rumbo de prevención y preservación familiar de Opción 3.

F. Javier Borque. El programa de intervención y prevención de violencia intrafamiliar ascendente de Meridianos.

Raquel Gallego. Abordaje de la violencia filio-parental desde el recurso no institucional: Proyecto Conviviendo.

Mª Gloria Morón. Prevención en Violencia Filioparental: Otra mirada.

Antonia Hernández. El Programa de intervención familiar en justicia juvenil de la Fundación Ideo.

Luis Rodríguez Franco y Francisco Javier Rodríguez Díaz

CV Luis Rodríguez Franco

Profesor Dr. Titular de Universidad desde 1982, su actividad docente desarrolla en las facultades de Psicología y Derecho. Psicólogo Especialista en Psicología Clínica y responsable del grupo de Investigación CTS-111 (Psicología Clínica y de la Salud), su actividad clínica e investigadora en distintos centros asistenciales e institucionales se ha centrado en la peritación y procesos de selección y formación de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de la Comunidad andaluza. Desde 1998 se ha centrado en el análisis de la violencia entre parejas de novios adolescentes.

El interés principal ha sido la elaboración y estudio posterior de un instrumento de evaluación específico para la evaluación de la Violencia entre parejas jóvenes y adolescentes, que finalmente permitió la publicación del Cuestionario de Violencia entre Novios (CUVINO), adaptado en la actualidad en ocho países. Los datos de la investigación han originado la necesidad de elaborar otras versiones del cuestionario, como el CUVINO-Reducido y el CUVINO-VA, éste último destinado a la evaluación de ambos miembros de la misma pareja.

CV Francisco Javier Rodríguez Díaz

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, Sección de Psicología, por la Universidad de Santiago de Compostela, en 1980, y habiendo defendido su Tesis Doctoral en la misma universidad, desde 1986 Profesor de la Universidad de Oviedo, siendo en la actualidad Catedrático de Universidad del Departamento de Psicología de dicha Universidad, desde el de Julio de 2018, resaltando tener evaluación positiva de cinco sexenios de investigación.

La trayectoria científica se adscribe a la línea de investigación en torno a la Psicología Jurídica y Forense (Violencia, Menor Infractor, Comportamiento Antisocial, y Violencia de Género y Doméstica), que han tenido tanto continuidad en la financiación de I+D+i como en la producción científica de calidad, dentro del grupo de investigación Comunitaria, Jurídica y de la Salud (CJS).

Jóvenes y Violencia

Resumen

Las relaciones humanas son interacciones complejas en las que, en ocasiones, se pueden establecen dinámicas de dominio o de cesión. En esta referencia social se podrían encuadrar las conductas de violencia entre nuestros jóvenes y adolescentes en los casos de acoso, de violencia de género entre muchas otras.

Las relaciones de agresión-victimización entre jóvenes, lejos de ser una interacción esporádica o intrascendente, es actualmente una cuestión altamente preocupante. Nos preocupa la capacidad de adaptación de nuestros jóvenes, especialmente en los casos de violencia, como una realidad alejada de lo prosocial, y en contraste con aquellos otros casos de dinámicas basadas en la empatía, la sensibilidad social, el respeto, la sinceridad, … No podemos olvidar que aquí destacan dos elementos básicos en interacción: el agresor y la víctima en una dinámica que parece indicarnos que las ‘buenas maneras’ han dejado, a veces, de estar presentes como elemento básico de las relaciones interpersonales, especialmente entre adolescentes y jóvenes.

La violencia como mecanismo y forma de desarrollar relaciones interpersonales de muy variada índole está disparando no solo una intensa alarma social, sino otras derivaciones en el entorno del conocimiento y de la investigación específica en este campo en el que los estudios sistemáticos siguen siendo escasos en contraste con la magnitud de la situación.

Asumiendo estas consideraciones, nuestra contribución con el simposio pretende dar a conocer algunos ejemplos representativos de esta situación en nuestra realidad diaria. Así, se plantearán reflexiones y se aportarán datos empíricos actualizados acerca de la situación de jóvenes y adolescentes en esta área, en la que destacaremos especialmente la compleja situación de la violencia filio-parental, las actitudes hacia el aborto y la prostitución en estas edades, los elementos a considerar en las dinámicas y la comunicación familiar, la situación existente entre parejas homosexuales y, finalmente, un análisis actual del panorama existente sobre la violencia de pareja en estas edades

María Ángeles Pérez García

CV

Psicóloga adscrita a la Oficina de Asistencia a Víctimas de Delitos del Ministerio de Justicia en los Juzgados de Salamanca (desde 2003).  Acreditada como Psicóloga Jurídica y Forense por el COP.  Psicóloga Sanitaria con despacho y registro sanitario.

Profesora externa de la USAL (Psicología y Criminología), de la PUCE y anteriormente en la UCM (Máster en Victimología)

Formadora en Psicología Jurídica  y Forense en múltiples Congresos, Jornadas, Cursos y Conferencias a psicólogos y operadores jurídicos.

Coordinadora de la División de Atención a Víctimas en el proceso judicial de la SEPJF.

Coordinadora de la Sección de Psicología Jurídica del Colegio de Psicólogos de Castilla y Léon.

Formación:

Licenciada en Psicología por la Universidad de Salamanca (1997),  Máster en Modificación de Conducta, Máster en Psicología Legal y Forense, Título de experta universitaria en Violencia de Género y Doméstica, Título de experta  universitaria en Mediación y Orientación Familiar. Formación continua

Víctimas vulnerables: protección psicológica en la Administración de Justicia frente al juicio

Resumen

En esta Mesa de expertos, se trata de dar a conocer diferentes actuaciones que pretenden proteger a las víctimas vulnerables a su paso por el proceso penal en la Administración de Justicia. Evitar la victimización secundaria (revictimización). Mostraremos diferentes actuaciones que se realizan en la actualidad, con especial mención a los menores.

La Fiscalía, presenta un trabajo en el que se ve la preocupación y activación para proteger a las víctimas de delitos, con la reciente formación de una Red de Fiscales de Protección a Víctimas en la fiscalía provincial de Madrid de la mano de la Fiscal Jefe. Acciones de protección de víctimas vulnerables o aquellas que se encuentran en un momento o estado de vulnerabilidad. Todo ello en su ámbito de competencia. Un ejemplo de “buenas prácticas” que incorpora una visión victimológica en la investigación y enjuiciamiento de acciones violentas contra las personas físicas. Con objetivos como, la lucha efectiva para evitar la revictimización (victimización secundaria) y velar por la protección y reparación, en lo que se conoce como “la ruta crítica de la víctima por el sistema judicial”.

Por otra parte, también desde la Administración de Justicia, explicaremos cómo se actúa con las víctimas de delitos en las Oficinas de Asistencia a Víctimas de Delitos dependientes del Ministerio de Justicia. En concreto, con las víctimas vulnerables y especialmente con los menores. Presentando el protocolo de actuación con víctimas vulnerables y menores que incluye actuaciones para promover la prueba preconstituida, y la protección frente al juicio.

Además, se muestra el proyecto piloto del Consejo General del Poder Judicial de Europa para una justicia adaptada a niños, que se materializa en la creación en España del primer Juzgado de Violencia contra la Infancia y Adolescencia, ubicado en Las Palmas de Gran Canaria. Se expondrá el modo en el que se pretende que la Justicia se adapte a la infancia siendo un ejemplo de “buenas prácticas”. Informando del trabajo que realizan operadores jurídicos y psicólogos en coordinación. Mostrando que se trata de un trabajo especializado con menores víctimas de delitos, por considerarlos especialmente vulnerables. Las directrices tienen el objetivo evitar la victimización secundaria de los menores en todo el proceso judicial.

De nuevo, al hablar de víctimas vulnerables, nos referiremos a los menores que sufren cualquier tipo de violencia. Y en concreto, a los niños/as y adolescentes (NNA) que son víctimas de abusos sexuales. A este respecto se presenta un trabajo que justifica y muestra un proyecto que se ha iniciado en la Comunidad Valenciana, denominado “Multiplicando las Capacidades Educativas para Combatir la Violencia Sexual contra la Niñez” (EDUCAP, por sus siglas en inglés). Capacitar al personal docente, en estrategias de prevención, detección y actuación en casos de ASI. Con metodología de “formación de formadores”.  Facilitando la entrada de las víctimas al sistema de justicia y de reparación previsto por Ley. Evitar o prevenir   la victimización secundaria en el sistema de justicia y en el propio Centro Educativo.

Participantes

Ana Galdeano. Red de Fiscales de protección judicial a víctimas vulnerables del delito.

Mª Ángeles Pérez. Protección Psicológica de víctimas vulnerables en las OAVD dentro los Juzgados frente al juicio.

Mónica Rincón. Abordaje de Victimas Vulnerables.  Juzgado de Violencia contra la Infancia- Las Palmas.

Alejandra Ramírez. EDUCAP: prevención, detección y actuación del profesorado ante el Abuso Sexual Infantil.

Francisco Tortosa

El nuevo protocolo de actuación de los profesionales de los Centros de Reconocimiento

Nuria Vázquez Orellana

CV

Nuria Vázquez Orellana. Licenciada y Doctora en Psicología. Experta en Psicología Forense. Formada en Mediación, en Terapia Familiar y en Coordinación de Parentalidad. Miembro de los listados de Peritos Judiciales y de Coordinadores de Parentalidad del COPC. Docente de post-grado en diferentes universidades españolas y Colegios Profesionales sobre tópicos de la psicología jurídica y la Coordinación de Parentalidad, así como coautora de diverso material técnico sobre psicología jurídica. Profesora Asociada de la Universidad Rovira y Virgili (URV) y Profesora Adjunta de la Universidad Internacional de Valencia (VIU).

Resolución positiva de conflictos: retos post-pandemia

Resumen

La situación derivada de la pandemia ha generado un gran sufrimiento psico-emocional a muchas personas afectadas por la incertidumbre, la preocupación y por el aumento generalizado de diversos estresores contextuales. La convivencia familiar en esa situación de especial complejidad agravó algunas disfunciones familiares preexistentes, hizo aflorar conflictos latentes y abrió brechas que con frecuencia han llevado a la ruptura de la convivencia familiar, o a un mayor enfrentamiento en progenitores que ya estaban separados o divorciados (paralización de los contactos con alguno de los progenitores no consensuados, incumplimientos de los periodos de guarda de los hijos, solicitud de modificación de medidas, procedimientos de ejecución de sentencias, jurisdicción voluntaria por desacuerdos en el ejercicio de la patria potestad como por ejemplo respecto de si vacunar o no a los hijos, etc.).

Si bien la evolución de la situación nos ha permitido volver a una cierta normalidad, durante estos últimos años los profesionales de la mediación familiar y de la Coordinación de Parentalidad nos hemos encontrado en situaciones complejas, algunas de ellas nuevas, y de una forma u otra, hemos realizado adaptaciones. Como en toda crisis, debemos aprovechar lo aprendido, por eso en esta actividad vamos a pedir que los ponentes compartan sus reflexiones y experiencias y que resuman algunas de las cosas que la situación de pandemia les ha permitido aprender, aquello que les ha resultado útil y en general, aquello que han incorporado a su desempeño habitual.

Además, no podemos obviar que durante este periodo se ha elaborado un proyecto de Ley de medidas de eficiencia procesal del servicio público de Justicia que ha generado revisiones y enmiendas.

En este complejo panorama actual, se propone esta mesa de expertos para la reflexión y el intercambio. Por ello la planteamos como un conversatorio, y la desarrollaremos a través de 3 preguntas:

  1. Cambios y adaptaciones propiciados por la situación de pandemia y que deberían mantenerse.
  1. La mediación en el proyecto de Ley de medidas de eficiencia procesal del servicio público de Justicia.
  2. Retos de futuro

Estas preguntas articularán los aportes de los experimentados profesionales que compartirán, en base a su experiencia en la práctica aplicada y en la docencia, la situación actual de las diferentes intervenciones profesionales del ámbito de los medios alternativos/positivos de resolución de conflictos en situaciones de separación y divorcio.

Participantes

Javier Wilhelm Wainsztein. El reto de trabajar la salud comunitaria desde la mediación.

Carmen Capilla Rodríguez. ¿Da respuesta la Ley de Eficacia Procesal al impacto de la pandemia en las familias?

Mayte Méndez-Valdivia. La mediación como proceso de gestión de conflictos en contexto de pandemia y post-pandemia.

Marisol Lila y Francisco Javier Rodríguez Díaz

CV Marisol Lila

Catedrática de Psicología Social de la Universitat de Valéncia, es miembro del grupo de investigación Vio-Strategy (Advanced research strategies on family and gender violence).

Cuenta con una dilatada experiencia en el ámbito de estudio de la violencia contra la mujer en las relaciones de pareja, así como con numerosas publicaciones en revistas nacionales e internacionales. Ha dirigido diversos proyectos de investigación en este ámbito.

Es directora del Programa Contexto (programa de investigación, formación, intervención y prevención de la violencia de género a través del trabajo con el agresor), que se desarrolla en la Universitat de València (Facultad de Psicología) desde el año 2006.

Es editora asociada de la revista Psychosocial Intervention.

CV Francisco Javier Rodríguez Díaz

 

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, Sección de Psicología, por la Universidad de Santiago de Compostela, en 1980, y habiendo defendido su Tesis Doctoral en la misma universidad, desde 1986 Profesor de la Universidad de Oviedo, siendo en la actualidad Catedrático de Universidad del Departamento de Psicología de dicha Universidad, desde el de Julio de 2018, resaltando tener evaluación positiva de cinco sexenios de investigación.

La trayectoria científica se adscribe a la línea de investigación en torno a la Psicología Jurídica y Forense (Violencia, Menor Infractor, Comportamiento Antisocial, y Violencia de Género y Doméstica), que han tenido tanto continuidad en la financiación de I+D+i como en la producción científica de calidad, dentro del grupo de investigación Comunitaria, Jurídica y de la Salud (CJS).

Pasado y Presente del Medio Penitenciario. De Cárcel a Establecimiento

Resumen

Como profesionales, alguna vez sentimos que se nos exige que actuemos a modo de adivinos frente a un futuro que aparece imprevisible, amenazante o al menos difícil de imaginar. Sin embargo, no hay bolas de cristal ni herramientas que vayan más allá de examinar lo que ha ocurrido en el pasado y las tendencias que se dan en el momento actual, para intentar atisbar posibles escenarios en un tiempo venidero. Y, con todas las cautelas posibles, en esta línea vamos a intentar hacer un análisis a varios años vista del sistema penitenciario. Se asume, que la sociedad ha dispuesto de distintas formas de reacción frente a los hechos considerados atentatorios a la convivencia pacífica. Desde épocas relativamente recientes, en perspectiva histórica, no se ha dejado de recurrir a la privación de libertad como sanción penal ordinaria, a pesar de buscar siempre en ello el avance respecto al derecho de las personas.

Lo primero, que parece importante señalar, es que el análisis a realizar no trata sobre la cárcel del futuro, sino sobre el futuro de la cárcel. Pensar sobre la cárcel del futuro significa dar por sentado que en el futuro seguirá habiendo cárceles y, una vez más, asumir lo que parece haber sido una constante que acompaña a la prisión desde sus inicios: el afán por encontrar la “cárcel buena”, la cárcel modélica, lo que hemos llamado muchas veces: otra cárcel en la cárcel(Álvarez-Fresno, Bringas y Rodríguez-Díaz, 2022;Enjuanes, García y Longoria, 2014;Rodríguez-Díaz, Álvarez-Fresno, García, Longoria y Noriega, 2013).El actuar así buscaba ayudar a pensar la mejor cárcel para el nuevo milenio. Personalmente, plantearse el futuro de la cárcel significa empezar por interrogarse si es que la cárcel puede realmente tener algún futuro; es decir, implica cuestionarse su misma existencia. Esto es, ¿seguirá existiendo la cárcel en el futuro? en todo caso ¿seguirá existiendo en el futuro la cárcel tal y como la conocemos?, lo que significa implícitamente afirmar su carácter histórico, coyuntural y, por lo tanto, contingente; si la cárcel como institución segregativa fundamental del sistema penal tuvo su origen en un momento histórico, podría llegar atener también un final.

Hoy, como siempre, la cárcel ha servido y sirve ante todo para encerrar a determinadas personas, y no a otras. Cumple su objetivo si nos atenemos a la evolución de los datos, que reflejan el promedio de población encarcelada cada año en España. En apenas 30 años, hemos pasado de tener una población reclusa de 18.000 personas, a cerca de 70.000 personas presas, es decir, más de tres veces la cifra anterior. Pese a ello, a que prácticamente desde 1980 hasta más allá de mediado de la década anterior la población carcelaria no ha parado de crecer, el transcurrir de la política penitenciaria da un cambio real apostando por una intervención en medio abierto, lo que logra reducir significativamente el número de presos en el medio cerrado. Ello sucede a pesar de tener unas penas significativamente más prolongadas con respecto a los países europeos.

Las razones de esta evolución son difíciles de precisar, por la falta de datos necesarios para el  logro de un análisis exhaustivo y detallado. Sin embargo, una constatación de dicha evolución es la utilización de las medidas alternativas a la prisión desde la perspectiva de la Justicia Terapéutica y apoyada por parte de los jueces, a pesar de la presión ejercida por una opinión pública muy condicionada y exigente ante determinados sucesos delictivos puntuales y lamentables en los que intervienen reclusos que se encuentran de permiso o en tercer grado y, a la vez, resaltados en los medios de comunicación. Conviene recordar, frente a ello, que en una sociedad como la nuestra marcada por el consumo compulsivo, la mayoría de los delitos que se cometen, al menos si nos atenemos a las cifras de delitos conocidos por la policía, son delitos contra la propiedad. Estos están seguidos muy de lejos por los delitos contra las personas, contrala seguridad colectiva y la libertad sexual.

Siendo que los delitos graves y que pueden generar más alarma social son los menos frecuentes, el perfil a esperar de la persona que ha cometido un delito y se encuentra en prisión tiene que ver con delitos contra la propiedad y la salud pública; en la base de unos y otros se sitúan las “drogas” y las consecuencias que acarrean, algo que explica la necesidad de soluciones más cercanas a los tratamientos terapéuticos, acompañados de programas de mediación y atención a las víctimas, es decir, en la línea de la Justicia Terapéutica (Álvarez-Fresno, Bringas y Rodríguez-Díaz, 2022) y mucho menos soluciones de tipo penitenciario, que lejos de trabajar sobre las causas para eliminar el problema de fondo no hacen sino aumentarlo y exacerbarlo. Es decir, junto a la existencia de una serie de funciones declaradas e incumplidas en la práctica (reinserción social, intimidación, protección) nos encontramos con otra serie de funciones que son las que cumple la prisión: amplifica las asimetrías sociales, promueve la sumisión de la ciudadanía a las normas, y colabora eficacísimamente en el proceso deconstrucción social de los delincuentes merced a la dinámica selectiva del sistema penal en pasos encadenados y sucesivos (normas penales selectivas; selección policial; selección del sistema judicial; y finalmente la cárcel con sus normas y su sistema de funcionamiento interno acaba seleccionando a los que han de permanecer dentro de ella más tiempo).

Este carácter selectivo del sistema penal, que se da más en unas realidades nacionales que en otras (creemos que cada día más se ha logrado reducir en nuestro país y se va en la senda correcta, aunque sin una apuesta decidida en el medio cerrado), hace que sea enormemente difícil de defender, con argumentos objetivos, la pretendida bondad del encarcelamiento como medida para combatir el delito. El argumento de que a medida que un mayor número de “delincuentes” son encarcelados las cifras de delitos que se cometen tienden a descender, sencillamente no se corresponde con la realidad de los datos.

Los datos de que se dispone no avalan esta receta. Si nos alejamos de la realidad penitenciaria española, la situación que reflejan las estadísticas parece peor, como se pretende señalar con el análisis a realizar en la mesa de expertos. Michael Jacobson (2005), sociólogo y antiguo responsable de las cárceles neoyorquinas, aboga por la reducción del sistema carcelario y postula estrategias reformistas encaminadas a “reducir el crimen y acabar con la encarcelación de masas”; estima que la experiencia americana de los últimos años demuestra que un 10% de aumento de presos vendría a significar apenas una reducción de los delitos entre un 1.6% a un 3% ; es decir, en el mejor de los casos es una solución bastante ineficiente en esta lucha y si es un sistema bastante caro para conseguir que los malos se vuelvan peores. Se logra que la penalización de la miseria adquiera todo su significado, como viene a demostrar que una de cada cuatro de estas familias de presos tenga más de un familiar preso

El análisis a realizar, y lo defendido hasta aquí, no va en la línea de afirmar que la criminalidad sea patrimonio de las clases, las familias desfavorecidas. Se trata de reconocer el filtro que las instituciones de control y sanción ejercen. Hasta qué punto afecta al cambio y a la intervención que pasen desapercibidas (‘no se ven’) formas de delito que son más frecuentes entre las clases privilegiadas (‘delitos de cuello blanco’) o bien no las persiguen con el mismo ardor o no llegan a considerarse penas de prisión. El resultado es: ¿en qué medida los Establecimientos penitenciarios son eficaces el destinarlos en exclusiva a miembros de hogares pobres y excluidos?

Todo ello, nos lleva a plantear como objetivo de esta mesa:

  • Analizar el transcurrir histórico del Sistema Penitenciario desde una perspectiva actual y su orientación hacia el futuro.
  • Examinar los cambios y la dirección más significativa de éstos en diversas realidades penitenciarias
  • Investigar el desarrollo de la implantación de los cambios en la Política Penitenciaria: Otra Cárcel dentro de la Cárcel y la Justicia Terapéutica vs aquella vindicativa.

El desarrollo de la respuesta a estos vendrá dada por la profesional Dña. María Yela, con un gran bagaje en el ámbito profesional y con un alto conocimiento del transcurrir penitenciario en el periodo democrático; el Dr. Carlos Burneo Garcés y Mgs. Verónica Paredes, Docentes Universidad de Ecuador, son directivos de la Asociación Ecuatoriana  de  Psicología Jurídica y Forense e investigadores de la realidad penitenciaria de su país; Dr. Rui Abrunhosa, Profesor de la Universidad de Minho de  Portugal, con diferentes trabajos de investigación ceñidos a esta realidad; por último la Dra. Marisol Lila y el Dr. Fco Javier Rodríguez, Profesores de las Universidades de Valencia y Oviedo respectivamente, presentaran la experiencia extracarcelaria y la propia terapéutica en el medio cerrado.

Marisol Lila

CV

Catedrática de Psicología Social de la Universitat de Valéncia, es miembro del grupo de investigación Vio-Strategy (Advanced research strategies on family and gender violence).

Cuenta con una dilatada experiencia en el ámbito de estudio de la violencia contra la mujer en las relaciones de pareja, así como con numerosas publicaciones en revistas nacionales e internacionales. Ha dirigido diversos proyectos de investigación en este ámbito.

Es directora del Programa Contexto (programa de investigación, formación, intervención y prevención de la violencia de género a través del trabajo con el agresor), que se desarrolla en la Universitat de València (Facultad de Psicología) desde el año 2006.

Es editora asociada de la revistaPsychosocial Intervention.

De lo micro a lo macro: Violencia de género e intervención con agresores

Resumen

La elevada prevalencia de la violencia de género en nuestra sociedad convierte este fenómeno en un problema social y de salud pública de primera magnitud. A pesar de los avances en la investigación científica en el ámbito de la violencia de género, los interrogantes y retos de investigación que se plantean para una mejor comprensión y prevención de un problema tan complejo, multidimensional y multideterminado son todavía muy numerosos. La investigación en el ámbito de la violencia de género se ha realizado tradicionalmente desde diversos enfoques y perspectivas científicas. Un obstáculo para este avance ha sido la escasa comunicación e integración entre estas diversas perspectivas y enfoques. Establecer puentes e interconexiones entre distintas perspectivas de investigación es fundamental para avanzar no solo en la comprensión de las causas sino también para que la respuesta a este problema social sea más comprensiva, integradora y eficaz. Partiendo de un modelo ecológico de comprensión de la violencia de género, en este simposio se suma el esfuerzo de tres equipos de investigación de la Universitat de València y la Universidad de Zaragoza. Partiendo de una mirada bio-psico-social a la violencia de género, en el simposio se presentan cinco estudios que analizan elementos asociados a la violencia de género y la intervención con los agresores desde el nivel más micro hasta un nivel macro. En la primera ponencia, desde un nivel más micro/individual, se presentan los resultados de un estudio que analiza las posibles diferencias en las respuestas psicológicas, psicofisiológicas y hormonales a una tarea de inducción empática entre un grupo de agresores y un grupo control. Además, se evalúa la relación entre dichas respuestas psicobiológicas y la prevalencia de conductas violentas y se discuten las implicaciones de los resultados para la intervención con hombres condenados por violencia de género. En la segunda ponencia, centrada en variables interpersonales, se analiza la asociación entre la alianza terapéutica y algunos indicadores del cambio facilitado por la intervención, teniendo en cuenta dos fuentes diferentes de la información proporcionada acerca de la alianza; la proporcionada por la coordinadora del grupo de intervención y la proporcionada por el propio participante. En la tercera ponencia se pasa al nivel grupal. En ella se presentan los resultados de una revisión sistemática en la que se recogen los estudios realizados hasta la fecha en los que se han analizado las variables grupales y/o su influencia en la intervención con hombres condenados por violencia de género. En la cuarta ponencia, integrando los niveles individual y grupal, se presentan los resultados preliminares de un ensayo controlado aleatorizado en el que se ha evaluado la eficacia de una estrategia motivacional específica para hombres con problemas de consumo abusivo de alcohol y otras drogas, que participan en un programa de intervención con hombres condenados por violencia de género. La sesión se cerrará con una quinta ponencia en la que, desde un nivel más macro/contextual, se analiza la influencia de las variables del vecindario en las variaciones espacio-temporales del riesgo de violencia de género en la ciudad de Valencia. Son las iniciativas en las que se tengan en cuenta los diferentes niveles de análisis de la violencia de género y la intervención con agresores las que con mayor probabilidad favorecerán el desarrollo de enfoques novedosos y alternativos en la investigación de la violencia de género que abran nuevas perspectivas para una prevención más integral de este problema social.

Participantes

Javier Comes-Fayos, Isabel R. Moreno, Sara Bressanutti, Carolina Sarrate-Costa, Marisol Lila, Ángel Romero-Martínez y Luis Moya-Albiol. Respuesta psicobiológica atenuada al empatizar: Impacto en la violencia de género.

Faraj A. Santirso. Relevancia de la alianza terapéutica en la intervención con agresores de pareja.

Manuel Roldán-Pardo, Faraj A. Santirso, Marisol Lila y Enrique Gracia. Variables grupales en la intervención con hombres penados por violencia de género.

Marisol Lila, Enrique Gracia y Manuel Roldán-Pardo. Evaluación de efectividad de estrategias motivacionales en maltratadores con consumo de substancias.

Miriam Marco, Enrique Gracia, Antonio López-Quílez y Marisol Lila. El contexto de la violencia de género: vecindarios y mapas de riesgo.

Francisco Tortosa

Perfiles de la seguridad vial

Ana María Martín

Preocupación social y conductas frente a los delitos contra los animales

Francisco Javier Rodríguez Díaz 

CV

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, Sección de Psicología, por la Universidad de Santiago de Compostela, en 1980, y habiendo defendido su Tesis Doctoral en la misma universidad, desde 1986 Profesor de la Universidad de Oviedo, siendo en la actualidad Catedrático de Universidad del Departamento de Psicología de dicha Universidad, desde el de Julio de 2018, resaltando tener evaluación positiva de cinco sexenios de investigación.

La trayectoria científica se adscribe a la línea de investigación en torno a la Psicología Jurídica y Forense (Violencia, Menor Infractor, Comportamiento Antisocial, y Violencia de Género y Doméstica), que han tenido tanto continuidad en la financiación de I+D+i como en la producción científica de calidad, dentro del grupo de investigación Comunitaria, Jurídica y de la Salud (CJS).

Construyendo al menor infractor. Resultados

Resumen

Hoy aún se sigue sosteniendo que la adolescencia es uno de los periodos evolutivos que presenta mayor riesgo de inadaptación social para los jóvenes. Asumiendo que, durante esta fase de desarrollo, los jóvenes son mucho más vulnerables a riesgos, y su predisposición a participar en actos infractores es elevada, lo cierto es que también aparecen más oportunidades para delinquir. Ello ha ido cobrando peso, pasándose a convertirse en un problema que cada vez suscita mayor alarma social, donde tradicionalmente las instituciones y los procedimientos legales han mantenido un interés básicamente correccional frente al delincuente; es decir, no se muestra excesiva preocupación por qué los menores cometieran actos delictivos, ni porqué transgredieran las normas y patrones sociales o morales que les eran impuestos, sino en ofrecerles una alternativa competencial.

Se asume que es complejo tratar de determinar el patrón que define al menor inadaptado o delincuente. El menor que manifiesta este tipo de comportamientos no nace con identidad definida, sino que ésta se va construyendo por asimilación y contraste. Estudios recientes han señalado que en los últimos años se ha producido un cambio cualitativo y cuantitativo en el patrón de conductas delictivas y vandálicas en adolescentes. Las Estadísticas de Menores Condenados antes de la pandemia, realizados por el INE, han puesto de manifiesto en el año 2017 se registró un incremento del 5 % frente al año 2016 (un total de 13.643 menores condenados), siendo en 2019 de 14.112 (hombres son casi el 80%, al igual que en 2018); en el inicio de la pandemia, el año 2020, se observa un importante descenso  (casi un 21%) con 11.238 menores condenados (siendo el porcentaje de menores hombres de casi el 81%), realidad que está de acuerdo con los adultos condenados (221.437 descenso de más del 22%).

Debemos, por tanto, no sólo reconocer que los episodios delictivos juveniles en términos de actos llevan a justificar el miedo escénico, siendo ellos dirigidos a infligir voluntariamente daños a bienes materiales, ya sean públicos o privados; sin embargo, el incremento ha sido más acusado en las acciones contra las personas, sobre todo dirigidas a personas con autoridad y aquellas de la misma edad o más jóvenes. Estas nuevas pautas y manifestaciones del comportamiento delictivo entre los menores se están desarrollando en países industrializados con economía de mercado y, por tanto, es necesario contextualizar la validez y aplicabilidad de los trabajos sobre conducta delictiva juvenil.

Ello llevara a centramos en los estudios sobre conductas delictivas contextualizados en un ámbito socio-cultural, siendo la pregunta: ¿se espera que se consoliden los cambios en la concepción sobre el origen de la delincuencia y sobre las pautas de desarrollo en la infancia?  Nuestros posicionamientos han dado lugar a diferentes modelos de intervención, así como a sucesivas regulaciones jurídicas. Hemos asistido en este siglo pasado a una gran transformación: de la tradición tutelar hasta un modelo de justicia, base de un paso al siglo XXI con un gran cambio, es decir, la actual Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, Reguladora de la Responsabilidad Penal de los Menores, modificada a su vez por la Ley Orgánica 8/2006, de 4 de diciembre.

José Luis González Álvarez

CV

Coronel Psicólogo de la Guardia Civil, con 20 años de servicio en la Policía Judicial. Fundador de la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo (SACD; 1995) y de los Equipos Mujer Menor (EMUMEs; 1996). Desde 2015 a 2022, Jefe de Área de Estudios y Formación en la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior. Actualmente prestando servicio en el Mando de Personal de la Dirección General de la Guardia Civil – Jefatura de Enseñanza. Doctor en Psicología. Máster en Ciencias Forenses, y en Psicología Clínica. Autor de artículos científicos y capítulos de libro, e integrante de distintos grupos de investigación científica, sobre aplicaciones de la psicología en la investigación criminal operativa (psicología criminalista): entrevista e interrogatorio, perfiles, detección del engaño, autopsia psicológica, … Al respecto, formador de especialistas de Policía Judicial de la Guardia Civil, y colaborador docente e investigador con diversas Universidades y Fundaciones españolas desde hace más de 20 años.

Avances en el estudio del feminicidio en España

Resumen

Dada la preocupación que se tiene en España por los feminicidios, y aprovechando tanto trabajos piloto realizados en la Guardia Civil como iniciativas parecidas de otros países, en 2015 se organizó bajo la coordinación de la Secretaria de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior un Equipo Nacional de revisión pormenorizada de Homicidios en el contexto de la Violencia de Género (EHVdG; González, Garrido, et al., 2018). Aunque en anteriores Congresos de esta misma Sociedad Científica ya se han venido difundiendo resultados preliminares de las actividades de dicho EHVdG, en la primera ponencia este Simposio se va a hacer un balance final del mismo,  resumiendo todos los detalles de organización, operativa y actividad científica del EHVdG, que ha venido trabajando hasta el año 2021, y en el que han llegado a colaborar más de 450 expertos de 21 Universidades e Instituciones de Investigación españolas, además de coordinadores de las más altas Instituciones del Estado. La segunda ponencia se va a aprovechar para presentar los principales datos descriptivos de la muestra final recopilada por el EHVdG: 171 feminicidios que se llegaron a revisar pormenorizadamente por completo, junto a los de un conjunto de 210 casos de comparación (violencia de género no letal) revisados con el mismo protocolo que los feminicidios, repasando las variables de autor, de víctima, de dinámica relacional y de los propios hechos criminales, destacando finalmente los hallazgos más relevantes y las sugerencias para prevenir este tipo de violencia. En la tercera comunicación se presentarán datos sobre la elaboración de la tipología española de feminicida, a través del análisis multivariante, en el convencimiento de que la elaboración de esta tipología puede ayudar también tanto a la prevención de feminicidios como a una mejor intervención con los autores de estos delitos. En la cuarta ponencia se presentará la tipología de la víctima de feminicidio, elaborada también con metodología multivariante y con la misma finalidad preventiva comentada antes. Y en la quinta y última comunicación se explicarán análisis de datos concretos sobre la influencia de la estructura familiar en la violencia de género no letal, haciendo especial referencia a la comparativa con los casos letales. Con todo ello se pretende dejar de manifiesto que el modelo de trabajo seguido para el estudio de este fenómeno criminal, basado en el trabajo multidisciplinar de profesionales de muy distintas Instituciones, ha sido muy enriquecedor y, sobre todo, útil, por cuanto podrá ayudar a la reducción de la incidencia del feminicidio en España, y servir de modelo para actividades parecidas en otros países de nuestro entorno.

Participantes

José Luis González-Álvarez, Rosa Viñas-Racionero, Jorge Santos-Hermoso, Enrique Carbonell-Vayá, María Paz Bermúdez-Sánchez, David Pineda-Sánchez, y Carmen Borrás-Sansaloni. Logros del equipo español de revisión de feminicidios a nivel nacional.

María José Garrido Antón, Sandra Chiclana-de la Fuente, Andrés Sotoca-Plaza, y Juan José López-Ossorio. Principales descriptivos del feminicidio en España.

Jorge Santos-Hermoso, María del Carmen Borrás Sansaloni, Silvia Pascual de la Calle, Siyana Koleva, José Luis González-Álvarez. ¡Matar o no matar, esa es la cuestión! Tipología de feminicidas y agresores no mortales en España ¿o todo junto?

Pilar Rico-Bordera, David Pineda, Manuel Galán, José A. Piqueras, Ana Martínez-Martínez y José L. González-Álvarez. Mujeres víctimas de violencia y homicidio de pareja: Una tipología española

Irene Barón Picazo, Naroa Carrasco Sánchez, Silvia Pascual de la Calle, Jorge Santos Hermoso y José Luis González Álvarez. La influencia de la familia de origen en víctimas de Violencia de Género no mortal.

María José Garrido Antón

CV

  • Comandante de la Guardia Civil. Actualmente destinada en el Gabinete de Estudios de la Secretaría de Estado del Ministerio del Interior como jefa de área de violencia de género, estudios y formación.
  • Doctora con sobresaliente Cum Laude por unanimidad por la UAM (2012), con mención Europea (Mitt Sweden University).
  • Investida doctora Honoris Causa en las siguientes universidades: Universidad Mexicana de educación a distancia; Universidad Togatorum; Centro Universitario Inglés, Centro universitario y cultural Morelos.
  • Experta en Criminología, Criminal Profing y Viogen.
  • Ha estado destinada en Policía Judicial; en Departamento de liderazgo del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), y Servicio de Psicología de la Guardia Civil.
  • Ha sido Psicóloga de los Cuerpos Comunes del Ministerio de Defensa.
  • Ha publicado dos libros en solitario, varios libros en coautoría y VVAA y decenas de artículos en revistas especializadas y columnas periodísticas.
  • Está en posesión de varias condecoraciones civiles y militares. Ha sido mujer Top 100 en dos ocasiones sucesivas.

Avances en el estudio científico de la ciberviolencia de género

Resumen

La Ciberviolencia de género (en adelante CVDG) es un fenómeno que era inimaginable hace décadas. Con cada vez más frecuencia mujeres y niñas son víctimas de delitos como el ciberacoso o el sexting, además de otros tipos delictivos de manera online. Con el uso, a veces abusivo y en constante crecimiento de las redes sociales se ha creado una nueva realidad virtual, donde, como reflejo de la realidad, también se delinque. La CVDG no necesariamente sucede de manera online, en la mayoría de los casos sucede de manera simultánea con la violencia conocida como face to face o, violencia offline, dando lugar a la conocida violencia entrelazada.

De manera conceptual la realidad es que no existe, hoy en día, una definición homogénea de qué debe entenderse por CVDG, ni en España, ni en Europa. Consecuentemente es difícil obtener una radiografía fidedigna sobre la prevalencia de cada comportamiento delictivo y resulta complicado hacer valoraciones específicas por cada tipo, así como comparaciones entre cada país.

Los comportamientos de cibercontrol –a veces aceptados como sinónimos de amor puro- crean una nueva dinámica de “relación” que a menudo son el origen de una denuncia tanto en sede judicial, donde desde los Institutos de Medicina Legal hacen valoraciones forenses, como en dependencias policiales, donde se evalúa el riego que sufre una víctima y se actúa en consecuencia. La falta de percepción de riego y normalización de las conductas tóxicas –amor romántico- llevan a ignorar el efecto de alarma de estos comportamientos delictivos.

Además, al margen de relaciones afectivas, están las conductas relacionadas con el ámbito sexual. El OSV (victimizaión sexual en línea) es la experiencia de sufrir presión cibernética para dar placer de manera online y está relacionada con la distribución de imágenes sexuales o información de la víctima en contra de su voluntad (Gámez-Guadix et al., 2015).

En este contexto destacan las Unidades de Atención Temprana a las víctimas del OEDI que han ido creciendo y multiplicándose en los últimos años. Se trata de unidades que atienden directamente a las víctimas y analizan de manera forense los dispositivos electrónicos utilizados en la perpetración de este tipo de crímenes online.

Los trabajos que se presentan en este simposio ofrecen una visión de la realidad cibernética en el marco de una relación de afectividad. El fin último siempre es la prevención y ésta, para que sea eficaz, debe estar basada en un estudio exhaustivo tanto cuantitativo como cualitativo del fenómeno que se desea prevenir, de qué conductas o acciones deben ser perseguidas por ser susceptibles de considerarse delictivas y por eso, una de las conclusiones y recomendaciones de los autores es la necesidad de una armonización conceptual, de la denominación única de las figuras delictivas, primero a nivel nacional y, seguidamente, a nivel europeo para poder optar a metas más ambiciosas como pudiera ser en el marco de las Naciones Unidas.

Es fundamental que la sociedad tenga conocimiento de los peligros y riesgos que existen en el mundo ciber, se eduque al personal respondiente de manera específica y se disponga de una verdadera cultura de ciberseguridad.

Participantes

María José Garrido y Ángel García Collantes. Hacia una definición homogénea de la ciberviolencia de género.

Manuel Galán, Pilar Rico-Barderas, J.A. Piqueras, Ana Martínez-Martínez y David Pineda. Ciberviolencia en las relaciones en el ámbito sexual y de pareja.

Salvador Samper y Guillermo Raya. Estudio y evolución de la violencia de género digital en la atención temprana a las víctimas.

Celeste Mata. Las redes sociales en las relaciones de pareja. Perspectiva médico forense.

Kory Niehaus y María Jose Garrido. Cibercontrol: Características de la pareja y coocurrencia con otras formas de violencia.

M. Carmen Cano Lozano y Ana M. Martín

CV M. Carmen Cano-Lozano

Carmen Cano-Lozano, Doctora en Psicología y Profesora Titular de Psicología Social en el Departamento de Psicología de la Universidad de Jaén. Miembro del Grupo de Investigación “Análisis psicosocial del comportamiento ante la nueva realidad social” (HUM-651). Especializada a nivel docente y de investigación en diversos ámbitos de la Psicología Jurídica y Forense. Desde el año 2006 dirige una línea de investigación centrada en la conducta antisocial de adolescentes y jóvenes y sus repercusiones psicológicas, sociales y jurídicas. Investigadora principal en diferentes proyectos de investigación I+D+i relacionados con la evaluación de la violencia filio-parental, prevalencia, factores de riesgo, relación con otros tipos de violencia juvenil y estudio de perfiles. Ha diseñado y validado el Cuestionario de Violencia Filio-Parental (C-VIFIP) en diferentes versiones: adolescentes, jóvenes y padres. Autora de diversos artículos en revistas científicas internacionales y nacionales de impacto sobre conducta antisocial en adolescentes, violencia filio-parental y conflictos familiares. Directora de varias tesis doctorales sobre jóvenes infractores y violencia filio-parental. Profesora en diferentes Másteres universitarios oficiales y propios y cursos de formación especializada en colegios oficiales de psicólogos, administraciones y entidades privadas. En el año 2021 fue editora de un monográfico titulado “Child-to-parent violence: Challenges and perspectives in current society” en la revista Frontiers in Psychology.

CV Ana M. Martín

Ana M. Martín es Catedrática de Psicología Social y profesora de Psicología Jurídica en las Facultades de Psicología y de Derecho de la Universidad de La Laguna. Es Vocal de Psicología Jurídica y Derecho Penal en la Directiva de la Sociedad Española de Psicología Jurídica y Forense y miembro de la European Association of Psychology and Law y de la American Psychology-Law Society. Ha desarrollado su investigación en relación al comportamiento delictivo de adultos y jóvenes, los procesos de toma de decisión de jurados y profesionales de la administración de justicia, y el comportamiento anti-ecológico ilegal. En los últimos años ha focalizado su interés en el impacto de las variables psicosociales sobre la violencia filioparental y en la reacción social frente a diversos tipos de delitos ecológicos, con especial atención al maltrato animal. A lo largo de su trayectoria académica ha colaborado con distintos colectivos de la administración de justicia, tanto de menores como de adultos, en tareas de evaluación de programas y de formación.

Investigación Internacional en Violencia Filio-Parental

Resumen

La violencia que ejercen los hijos hacia los padres, conocida como violencia filio-parental, ha sido reconocida internacionalmente como un grave problema social. En España siguen manteniéndose elevadas las denuncias, alcanzando en el año 2020 la cifra de 4.699 procedimientos incoados por este tipo de delito. Preocupa no sólo las alarmantes cifras sino también las graves consecuencias de este tipo de violencia, así como las importantes implicaciones a nivel personal, familiar y social.

La investigación ha aumentado significativamente en diferentes países en los últimos años. Sin embargo, hay países es los que la investigación aún es escasa o prácticamente inexistente. Asimismo, resulta llamativo que no existan aún estudios transculturales sobre el tema. En este sentido se sabe poco sobre posibles diferencias en los patrones de expresión de la violencia filio-parental en función de la zona geográfica o cómo factores culturales como los estilos de crianza predominantes o la edad de emancipación de los hijos pueden influir en la frecuencia de este tipo de violencia, en el perfil del agresor o en la probabilidad de que los padres denuncien. Este análisis es importante para interpretar adecuadamente los resultados de la investigación internacional sobre el tema.

Este simposio tiene como objetivo aportar datos empíricos actuales acerca del fenómeno de la violencia filio-parental en diferentes países (España, Italia, Chile y Ecuador) y ofrecer una reflexión crítica de la investigación internacional y la necesidad de estudios transculturales sobre el tema. Se examinan los datos de prevalencia internacional destacando los aspectos comunes y diferenciales claves en los patrones de la violencia filio-parental en función de la procedencia geográfica de la muestra. Asimismo, se profundiza en el papel de diferentes factores individuales e interpersonales implicados en el desarrollo de este tipo de violencia, así como de la interacción entre ellos. Se contempla el análisis del marco social y cultural más amplio en el que se produce este tipo de violencia, analizando el papel de las normas sociales y cómo éstas pueden afectar significativamente a los resultados obtenidos. Finalmente, se evalúan los efectos a largo plazo de un programa de intervención específico en violencia filio-parental.

Participarán en el simposio tres equipos de investigación que desarrollan actualmente estudios sobre la violencia filio-parental tanto en España y como en otros países. En concreto, Izaskun Ibabe, Edurne Elgorriaga y Arnoso Ainara de la Universidad del País Vasco, Ana M. Martín y Helena Cortina de la Universidad de La Laguna, y M. Carmen Cano-Lozano, Lourdes Contreras y F. Javier Rodríguez-Díaz de la Universidad de Jaén y de la Universidad de Oviedo.

Participantes

Izaskun Ibabe, Edurne Elgorriaga y Ainara Arnoso. Programa de Intervención Precoz en Violencia Filio-parental: Cambios clínicos a largo plazo.

Nazaret Bautista-Aranda, Lourdes Contreras, F. Javier Rodríguez Díaz y M. Carmen Cano-Lozano. Exposición a la violencia y violencia filio-parental: el papel de la desconexión moral.

Luis Burgos-Benavides, Andrés Alexis Ramírez-Coronel, F. Javier Rodríguez Díaz y M. Carmen Cano-Lozano. Violencia Filio-Parental y sus Razones en Adolescentes Ecuatorianos: Diferencias Según el Sexo.

María J. Navas-Martínez, Jéssica Burrai, Emanuela Mari, Anna María Giannini y M. Carmen Cano-Lozano. Violencia filio-parental en Italia y su relación con la impulsividad: Resultados preliminares.

Lourdes Contreras, Nazaret Bautista-Aranda, Beatriz Pérez-Sánchez y M. Carmen Cano-Lozano. Violencia en adolescentes chilenos: valor predictivo de la agresión reactiva y proactiva.

Ana M. Martín y Helena Cortina. Diferencias culturales y de género en la percepción de la violencia filioparental.

Elena Garrido Gaitán

CV

Dra. Elena Garrido Gaitán. Psicóloga Jurídico-Forense (Acreditada COP) y con Habilitación Sanitaria. Perito Forense. Profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona en el Grado de Criminología, Grado de Psicología y el Máster Universitario en Psicología Jurídica y Forense. Profesora de Másters y Posgrados afines a la materia.

Avances en la valoración jurídica y forense en victimología

Resumen

La valoración psicológica pericial en el ámbito victimológico resulta ser una de las áreas más complejas a nivel pericial, por cuanto incluye elementos psicológicos específicos de áreas diversas de nuestra especialidad. Así, ante la valoración de las víctimas de delitos deberemos tener en cuenta aspectos sociales (atribuciones, influencia social) o clínicos (semiología, psicopatología y diagnóstico diferencial), sino también evolutivos por la edad de esta o propios de la Psicología Básica centrados sobretodo en la Psicología del Testimonio. Adicionalmente, este análisis no debe ser restrictivo o circunscribirse exclusivamente a la comprensión psicológica del fenómeno, sino que, ante los procesos judiciales, la valoración victimológica debe integrarse dentro de los conocimientos y necesidades de otras disciplinas como el Derecho, la Medicina o la Criminología.

Finalmente, los avances jurídicos o científicos en la disciplina deben ser tenidos en cuenta con el fin de asegurar unas intervenciones forenses de calidad y que tengan en cuenta las actualizaciones necesarias en la disciplina. Así, este Simposio pretende aglutinar diversos avances dedicados a la valoración victimológica partiendo de una perspectiva integradora en la elaboración de informes periciales, así como arrojar luz sobre fenómenos de intervención y propios de la Psicología Jurídica. Así, hablaremos sobre la adecuación forense ante el nuevo marco legislativo relativo a la violencia sexual, la importancia de la intervención temprana en casos de victimología, la vinculación de la valoración victimológica en neuropsicología, así como en casos de explotación sexual infantil. También desarrollaremos los avances informáticos actuales en la valoración del testimonio y, finalmente, se analizarán los aspectos éticos de la contrapericia en casos de valoración forense en victimología.

Participantes

Elena Garrido Gaitán y José Villodre López. Adecuación psicológica forense en base al nuevo marco legislativo español en casos de victimología sexual.

Amaya Nagore. Mujeres víctimas de violencia de género: importancia de la valoración neuropsicológica forense.

Oriol Granados. Herramientas de análisis de texto computarizado en detección de mentiras

Sergio Mora Montserrat. Ética y deontología en la elaboración de contrainformes ante supuestos de abuso sexual infantil.

M. Inés Lovelle Iglesias. Víctimas en el material de explotación sexual infantil: implicaciones para la Psicología Jurídica y Forense.

Alba Pérez González. Necesidades, riesgos y recomendaciones de atención temprana en víctimas de violencia sexual.

Rafael Manuel López Pérez

CV

Rector de Evidentia University of Behavioral and Forensic Sciences (Florida, EEUU). Presidente de la Fundación Universitaria Behavior & Law (Madrid, España). Presidente de la Sociedad Científica de Economía de la conducta. Doctor en Psicología. Grado en Psicología. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales. Máster en Investigación en Emoción, Cognición y Salud. Acreditado por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación española.

Manual Operativo del Sistema de Análisis de Validez en la Evaluación (MOSAVE)

Resumen

Presentamos el Manual Operativo del Sistema de Análisis de Validez en la Evaluación (MOSAVE); resultado de la investigación multidisciplinar en análisis de conducta en el contexto de la Evidentia University, la Fundación Universitaria Behavior & Law, la Cátedra de Análisis de Conducta de la UDIMA o el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), entre otros (Domínguez-Muñoz, 2021). Se ha elaborado en cumplimiento de los objetivos del grupo PsycInt, creado el 15 de abril de 2015 para desarrollar un nuevo ámbito de estudio que se ha dado en denominar Inteligencia Psicológica o, en su acepción anglosajona, Psychology Intelligence (PsycInt).

Dividido en cuatro partes y doce capítulos, con un apéndice documental, el MOSAVE describe una metodología sencilla y versátil para llevar a cabo el análisis de conducta necesario en la práctica diaria de los diversos ámbitos en los que este pueda ser de interés; investigaciones criminológico-penales (testificales, entrevistas de investigación…), fraude en sus diversos contextos, incluida la simulación en el área médico-sanitaria, así como en entornos de inteligencia militar, civil o policial. Específicamente, SAVE simplifica la toma sin demoras de decisiones difíciles, relacionadas con personas concretas, en un contexto de elevada incertidumbre como los ya descritos. Aunque en la Psicología Jurídica y Forense existen varias áreas de aplicación y distintos campos, consideramos de especial interés los de la evaluación de la capacidad laboral y discapacidad, guarda y custodia o imputabilidad; así como la credibilidad del testimonio, las entrevistas de investigación, las autopsias psicológicas o la perfilación criminal (Criminal Profiling).

Avanzando en la línea de investigación que ya presentamos (López, et al., 2018) en el XI Congreso (Inter)Nacional de Psicología Jurídica y Forense, celebrado en Granada en 2018,  exponemos en este foro el Manual Operativo del Sistema de Análisis de Validez en la Evaluación (MOSAVE) para que los profesionales y expertos de este amplio campo de la Psicología, puedan acceder, revisar, cuestionar y criticar el método propuesto, para que resulte de la mayor utilidad posible en la práctica diaria de aquellos que consideren su uso en algunas de las áreas de la Psicología Jurídica; principalmente y a nuestro entender, la Psicología Forense, la Criminalista, la del Testimonio y la Criminal (Muñoz, et al., 2011).

Participantes

Antonio Domínguez-Muñoz. Prolegómenos del MOSAVE, del azar y la necesidad.

Rafael M. López Pérez. Dominio de la Entrevista: Comportamiento Verbal y No Verbal.

Jorge Jiménez Serrano. Dominio de la Investigación: La Validez está ahí fuera.

Rocío Viñambres González. SAVE Aplicado; Navegar es Necesario.

Alicia Juárez Bielsa. El Informe Garavito: SAVE aplicado a la investigación criminal.

Isabel Iborra Marmolejo

CV

-Doctora en Psicología y Diplomada en Psicología Forense.

-Profesora de la Universidad Católica de Valencia (2012-act.).

-Co-Directora del Máster Universitario en Psicología Jurídica (2016-act.) y del Máster Universitario en Resolución de Conflictos en el Aula (2013-act.) de la Universidad Católica de Valencia (UCV).

-Miembro del Grupo de investigación MebLab de la Universidad Católica de Valencia (2016-act.), del Grupo “Emoción, empatía y conducta” (director: Prof. José Sanmartín) (UCV) (2014-2016) y del Grupo investigación HUM-677, “Desarrollo en contextos de riesgo” (director: Prof. José Cantón Duarte) (Universidad de Granada) (2011-2013).

-Investigadora del Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia (1999-2011) y Coordinadora Científica del mismo centro (2007-2011).

-Representante española de INPEA (International Network for the Prevention of Elder Abuse).

-Líneas de investigación principales: violencia escolar y violencia familiar (especialmente, maltrato de personas mayores).

-Estadísticas de google académico: 1.330 citas; índice h de 13; índice i10 de 15.

-Autora de más de 40 publicaciones sobre violencia, entre ellas:

  • Iborra, I., Van Hoey, J. y Beneyto, M. J. (2021). Older Women Killed by their Partners: a Socio-Demografic Analysis and Risk Factors. En M. Kapur (Ed.), Older Women and Well Being. A Global Perspective (pp.109-130). Ed. Springer.

 

 

  • Bernabé-Valero, G.; Moret-Tatay, M. C.; Iborra-Marmolejo, I.; & Blasco-Magraner, S. (2019). Psychometric Properties of the Indebtedness Scale in Spanish University Students. Frontiers in Psychology. 10: 1094.

 

  • Penhale, B. & Iborra, I. (2015). The epidemiology of elder abuse. Oxford Textbook of Violence Prevention. Epidemiology, Evidence, and Policy. pp. 65 – 70. Oxford University Press.

 

  • Iborra, I., García-Esteve, Y. & Grau, E. (2013). International Perspectives on Elder Abuse. pp. 168 -187. Routledge.

 

  • Iborra, I. & Penhale, B. (2011). Risk Factors.En OMS, European Report on Preventing Elder Maltreatment (pp.29 – 40).

 

Violencia sexual y violencia de género: revisión y propuesta

Resumen

La violencia puede definirse como cualquier acción u omisión intencional que cause o pueda causar un daño. Puede tomar distintas formas en función de diferentes criterios. Siguiendo la taxonomía del profesor Sanmartín (Iborra y Sanmartín, 2011), uno de los criterios por los que se puede clasificar es el tipo de víctima. Cuando se habla de víctimas especialmente vulnerables, queda patente la relevancia que tienen aspectos como la edad o el género. En el caso del presente simposio, nos centraremos en uno de los colectivos que la literatura señala como uno de los más vulnerables: las mujeres.

El género es un factor que incrementa el riesgo de sufrir distintos tipos de violencia en diferentes contextos (en la familia, en el trabajo, en la sociedad). Algunas de las tipologías en las que se ha encontrado mayor diferencia entre hombres y mujeres en cuanto a vulnerabilidad son la violencia de pareja y la violencia sexual. En otras tipologías, como la violencia filio parental, también hay estudios que apuntan a una mayor gravedad de los casos cometidos contra mujeres (si no, además, de una mayor prevalencia).

En el presente simposio se analiza la situación actual de la violencia sexual grupal, el impacto de la victimización secundaria en víctimas de violencia sexual, la violencia filio parental desde una perspectiva de género, y se plantean propuestas en relación a la violencia de género (tratamiento de agresores, formación de profesionales y adaptación de programas a víctimas de violencia de género desplazadas).

Participantes

Gisela Fandos Carbonell y Julie Van Hoey. Violencia sexual en grupo: rango de edad, liderazgo y factores situacionales.

Paula Lloret Martín e Isabel Iborra Marmolejo. El impacto de la victimización secundaria en víctimas de violencia sexual.

Laura Rozada Fernández y Julie Van Hoey. Programa de reinserción para agresores de Violencia de Género digital (PRAVG-NET).

Lucía Menéndez Calero y Julie Van Hoey. Programa de formación sobre violencia de género para profesionales.

Andrea de Paz Pérez y Mª José Beneyto Arrojo. “La Violencia Filio-Parental desde una Perspectiva de Género”.

Sara Solá Sales y María Carmen Moret Tatay. Adaptación online del programa gPM+ en víctimas de Violencia de Género desplazadas.

Mª Ángeles Pérez García

CV

Psicóloga adscrita a la Oficina de Asistencia a Víctimas de Delitos del Ministerio de Justicia en los Juzgados de Salamanca (desde 2003).  Acreditada como Psicóloga Jurídica y Forense por el COP.  Psicóloga Sanitaria con despacho y registro sanitario.

Profesora externa de la USAL (Psicología y Criminología), de la PUCE y anteriormente en la UCM (Máster en Victimología)

Formadora en Psicología Jurídica  y Forense en múltiples Congresos, Jornadas, Cursos y Conferencias a psicólogos y operadores jurídicos.

Coordinadora de la División de Atención a Víctimas en el proceso judicial de la SEPJF.

Coordinadora de la Sección de Psicología Jurídica del Colegio de Psicólogos de Castilla y León.

Formación:

Licenciada en Psicología por la Universidad de Salamanca (1997),  Máster en Modificación de Conducta, Máster en Psicología Legal y Forense, Título de experta universitaria en Violencia de Género y Doméstica, Título de experta  universitaria en Mediación y Orientación Familiar. Formación continua

Pertinencia de la Psicología Jurídica en la “Ley Trans – LGTBI”. Evidencia científica-profesional

Resumen

En este Simposio se trata de visibilizar una vez más, que la Psicología Jurídica y el Derecho han de ir de la mano necesariamente, cuando se trata de la aplicación de determinadas Leyes en las que están implicadas variables psicológicas. Todo ello, para colaborar con el sistema de justicia en garantizar los derechos que se protegen de los/as ciudadanos/as en el territorio español. Y servir también a los colectivos implicados directamente para apoyar sus decisiones y derechos.

En este trabajo se analizarán las cuestiones relativas a la Psicología Jurídica, que aparecen implícita y explícitamente implicadas, en el Anteproyecto de la conocida popularmente como “Ley trans-LGTBI”. La Ley para la Igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI (lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales).

Se revisan objetiva y profesionalmente, cuestiones recogidas de manifestaciones realizadas por diferentes colectivos e instituciones inmersos en la redacción de la Ley. Siendo los principales protagonistas, el propio colectivo trans- LGTBI, el movimiento feminista y los órganos consultivos del Gobierno: el Consejo General del Poder Judicial y el Consejo de Estado.

El anteproyecto permite el cambio de sexo legal, la autodeterminación de género (cambiar el nombre en el DNI solo con su voluntad), sin requisitos desde los 16 años. Por tramos de edad: entre los 12 y 14 mediante autorización judicial, y entre los 14 y 16 con el consentimiento de sus representantes legales.  Alegando que no es necesario un informe médico o psicológico.

Por el contrario, los Órganos Consultivos (Consejo General del Poder Judicial y Consejo de Estado)  coinciden en que se modifique el anteproyecto de ley en cuanto a la necesidad de que se judicialice la petición de personas menores de edad, es decir, menores de 18 años. Indicando que el juez se apoye en un  informe médico o psicológico, ya que insisten en que es necesario que se evalúe el grado de madurez y capacidad para tomar decisiones. Esta cuestión ha sido tratada con confusión por diferentes medios de comunicación, en cuanto a los tramos de edad, por ello se han tenido en cuenta los Informes oficiales para contrastar la información.

Analizamos desde un punto de vista científico y profesional el trabajo que se realizaría desde la Psicología jurídica apoyándolo con la exposición de un Caso real de un menor, en el que se aplicó una Mediación Familiar con buenos resultados.

Así mismo, se profundizará en los aspectos de las víctimas trans y de LGTBI- fobia abordando otro área de la Psicología Jurídica: la Victimología. Centrándonos en el apoyo y acompañamiento a estas personas vulnerables (mayores y menores de edad) como víctimas de delitos según contempla la ley y acepta el anteproyecto de Ley trans.

En cuanto al área más señalada por el Consejo consultivo en sus respectivos informes, entendemos que se refieren a la Evaluación psicológica forense. Proponiendo las cuestiones psicológicas a evaluar relacionadas basadas en la evidencia científica con la Autodeterminación de Género, que requiere la rectificación registral de la mención relativa al sexo y posibles tratamientos médicos.

Para terminar, discutiremos cuestiones éticas y deontológicas para proteger los derechos de los destinatarios (menores de edad y personas vulnerables) así como también, los de los profesionales de la psicología jurídica.

Participantes

Mª Ángeles Pérez y Mª Trinidad García. Mediación, Victimología y Evaluación Forense. Las tres áreas psicológicas implicadas en la nueva Ley trans-LGTBI.

Ana Belén Silguero. Caso de Adolescente en Transición de Genero con conflicto parental. Mediación familiar.

Mª José Díez Alonso. La cuestión del Consentimiento en La Ley Trans: Aspectos Éticos en Psicología Jurídica.

Conchita Cartil

CV

Dra. Conchita Cartil. Psicóloga Experta en Psicología Forense, Psicóloga Clínica. Profesora Asociada de la Universitat Rovira i Virgili (URV)  de Tarragona y Profesora de Psicología Forense en el Grado de Criminología de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Miembro de la Comisión Deontológica (2010-2018) del Col.legi Oficial de Psicología de Catalunya.

Suspensión del régimen de visitas del progenitor incurso en un proceso penal

Resumen

El tiempo para los hijos e hijas es un tiempo fuera de la esfera judicial y cuya vivencia dependerá de su edad. La reforma de la LO 8/2021 ha protagonizado un verdadero vendaval jurídico y judicial, llegando a presentarse hasta cuatro recursos de inconstitucionalidad contra la misma, y acabando de resolverse uno de ellos por la Sentencia del Pleno del Tribunal Constitucional de 13 de setiembre de 2022.

Sin embargo, más allá del debate jurídico, existe un debate aún más profundo y que afecta directamente al interés superior de los menores: ¿Se ha de suspender el régimen de comunicación de manera automática? ¿Se ha de suspender de manera inmediata? ¿Debemos prescindir de los informes de los equipos psicosociales y de los informes de los psicólogos forenses? Y si se suspende:  Cómo recuperar ese tiempo? ¿Cómo restructurar la relación? Incluso ¿Cómo evitar la estigmatización de estos padres a los ojos de sus hijos e hijas?

Así, transcurrido el tiempo, se podría considerar por los forenses, el Punto de Encuentro o el Equipo Psicosocial que la restauración de la pauta de comunicación deberá ser gradual, limitando en ocasiones la pauta de vida que los hijos e hijas tenían conforme convivencia o incluso posteriormente a la ruptura, fijada por orden judicial.

Sin embargo, la valoración de la prueba por parte del Juzgado debe poder practicarse con el único fin de determinar el interés superior del menor y, en su caso la suspensión del régimen de comunicación, valoración en la que sin duda debe contar con los informes de los profesionales, psicólogos, trabajadores sociales, que hayan intervenido en el núcleo familiar con anterioridad o durante el proceso.

Participantes

Marta Rufilanchas Guirado. Suspensión del régimen de visitas del progenitor incurso en un proceso penal: estado legal y jurisprudencial de la cuestión.

Cristina Díaz-Malnero Fernández. Suspensión del régimen de visitas del progenitor incurso en un proceso penal: automatismo o valoración del interés superior del menor.

Carmen Varela Álvarez. Suspensión del régimen de visitas del progenitor incurso en un proceso penal: alternativas a la suspensión para el mantenimiento de la relación paternofilial.

Miguel Ángel Soria Verde

El contrainterrogatorio del psicólogo experto en la sala penal

CV

Dr. en Psicología (1992). Profesor de Psicología Jurídica, Criminal, Judicial y Criminología Avanzada en las facultades de Psicología y Derecho de la Universidad de Barcelona. Director del Máster de Perfilación y Análisis Conducta Criminal (UB) y fundador y exdirector del Máster de Psicología Jurídica y Forense (UAB). Desde 1990 ha participado como experto penal forense en casos de homicidio, violación adulta, abuso sexual infantil etc. Autor de más de 100 capítulos y artículos sobre la temática. Ha participado en más de 15 libros, destacando Psicología Criminal, Manual de psicología jurídica e investigación criminal, Psicología Penal Forense, Violencia y Homicidios Familiares, Perfilación y Análisis Conducta Criminal, Perfilación Geográfica y Violencia contra los animales. Asesor forense y analista criminal en delitos violentos (homicidios familiares, pornografía infantil, acoso, violaciones y otros).

Resumen

Tradicionalmente en la práctica de la psicología penal forense se ha enfatizado la relevancia de los informes escritos en el resultado final de la pericia realizada, pero se minusvalora la importancia de la testificación judicial sobre la evaluación realizada.

Esta situación se deriva de un pasado histórico donde la relevancia del informe era crucial y la testificación algo meramente secundario, ello se observa en el concepto de “ratificación” entendido como el mero reconocimiento del documento escrito, la autoría y su validez en el proceso penal.

El cambio de enfoque en los procedimientos penal dirigidos a una mayor inmediatez en la valoración de los tribunales, así como la necesidad de contraponer los resultados encontrados entre diversos profesionales ha generado una aproximación a la práctica observada en el mundo anglosajón.

Es más, los procedimientos seguidos ante tribunales del jurado ahondan en esta situación y prioriza sobremanera la relevancia de la testificación.

En consecuencia, la testificación no consiste en defender el informe emitido, sino de responder a todas aquellas preguntas consideradas pertinentes por el Tribunal y que se dirigen al objeto de la pericia realizada. Por ello la memoria no resulta el eje central de la declaración, sino el dominio de la ciencia psicológica aplicada al caso concreto evaluado.

Otro factor, cada vez más relevante en la práctica en sala radica en conocer a fondo el profesional emisor del informe para ver su fiabilidad y otorgarle la validez adecuada. Así se le interrogará sobre sus conocimientos, experiencias, etc. para establecer la relevancia de las conclusiones alcanzadas y sobre todo, de las respuestas ofrecidas posteriormente en la Sala de Justicia.

En consecuencia, se produce una confluencia de factores previos a la testificación, el contenido escrito del informe emitido, el background profesional del autor de este, los contenidos de otros informes emitidos, el proceso declarativo en Sala y las afirmaciones se otros peritos sobre la temática objeto de valoración. Todo ello permite al interrogador (jueces, magistrados, fiscales o abogados) numerosa información susceptible de ser utilizada durante el contrainterrogatorio con la finalidad de desacreditar la información recogida en el informe contraria a sus intereses jurídicos.

En último lugar la comparecencia en Sala del psicólogo se produce en calidad de experto de nuestra disciplina científica provocando que no solo deba defender las afirmaciones vertidas en el informe o responder adecuadamente a las preguntas planteadas, sino también dominar los fundamentos científicos que subyacen a estas. Ello abarca desde contenidos teóricos a técnicas utilizadas, pasando por aspecto sociodemográficos, estadísticos u otros.

Por ello el rol de perito, véase experto, no dependerá en la práctica forense de la titulación alcanzada o los años de experiencia, entre otros factores, sino de la capacidad para mostrar ante los profesionales juristas presentes en la Sala de un dominio apropiado de la ciencia psicológica aplicada al caso concreto valorado.

Una cuestión nuclear es como se alcanza el rol de experto cuando se está realizando los primeros casos judiciales. Siguiendo los principios anteriores, ello dejará de tener relevancia en las decisiones judiciales, si se acredita el dominio de nuestra ciencia, siendo capaz de aplicarla de forma apropiada al caso objeto de pericia.

El contrainterrogatorio tiene unos efectos psicológicos muchas veces devastadores sobre el psicólogo declarante pues a) no solo siente que su trabajo es duramente criticado, y en consecuencia, sea ignorado posteriormente por el órgano juzgador en la imposición del veredicto, sino también b) al percibir, erróneamente, un ataque personal hacia su quehacer profesional. El estrés derivado del interrogatorio sumado a su incapacidad para controlar la situación creada provocará unas oscilaciones en sus emociones y en consecuencia la perdida de la lógica reflexiva en las respuestas ofrecidas.

El enfoque del presente taller es eminentemente práctico y se sustenta en la experiencia del docente como experto a lo largo de sus declaraciones en juicios penales graves desde hace más de 30 años, pero también como docente universitario en el desarrollo del marco jurídico y los procedimientos judiciales utilizados.

El desarrollo de los conocimientos sobre la ciencia psicológica tanto en los contenidos teóricos, metodológicos y técnicos por los agentes judiciales exige de los expertos psicólogos, actuantes en calidad de peritos en las salas de justicia penales, esencialmente en crímenes con una elevada repercusión social debido a su gravedad, unas elevadas habilidades y capacidades declarativas, más allá del dominio exigible sobre su propia disciplina científica.

En este sentido, el desconocimiento de las técnicas y métodos utilizados por las partes y el juez/tribunal en la sala les induce a “errores” en la forma en que realizan sus aseveraciones relativas a las conclusiones vertidas en sus informes previamente emitidos.

En consecuencia, es un enfoque erróneo que el psicólogo perciba su testificación como la defensa estricta del informe elaborado al provocar una impresión defensiva en el tribunal/juez que debe valorar la prueba.

El objetivo de la sesión es ofrecer, exclusivamente a psicólogos privados y de parte, con experiencia diversa en la sala de justica, información relativa al proceso del interrogatorio forense y recursos sobre cómo deben manejarse durante la Vista Oral teniendo en cuenta un contexto de presión psicológica ejercido por la contraparte.

Para ello resulta esencial conocer el rol jurídico desarrollado en la sala, las fuentes de contradicción utilizadas por los interrogadores, el procedimiento secuencial establecido y sus posibles modificaciones a lo largo de la vista oral, los conceptos jurídicos relacionados con la declaración, y finalmente, la contradicción del psicólogo declarante durante contrainterrogatorio en las subfases de voir dire y análisis probatorio.

En primer lugar, se analizarán los parámetros esenciales del rol jurídico del psicólogo como experto y las exigencias derivadas del mismo. En segundo término, se determinarán las diferencias con otros psicólogos que también pueden declarar en la vista, pero desde otro rol y con otras perspectivas teóricas y metodológicas distintas.

Segundo, se abordarán las fuentes de contradicción, siempre existentes, que permiten a las partes configurar el contrainterrogatorio del psicólogo experto fundamentándose en el conjunto de pruebas aportadas a la causa.

Tercero, se analiza el procedimiento “habitual” de interrogatorio en la sala, así como sus posibles modificaciones. También se abordará especialmente el proceso de careo y sus problemas.

A continuación, se introducirán los conceptos jurídicos básicos asociados a la defensa oral. Para ello se enfatizará esencialmente en el concepto de “ratificación judicial” y su aplicabilidad actual.

Quinto, se describirán los fundamentos persuasivos de las partes, es decir, el concepto de interrogatorio forense y especialmente del contrainterrogatorio.

Finalmente, se desarrollarán algunos de los contenidos que habitualmente se incluyen en el contrainterrogatorio, atacando la esencia de la valoración psicológica realizada.

Ramón Arce

Fortalezas y errores comunes de la pericial psicológica en el ámbito penal

Esteban Puente López

Nuevas herramientas para la detección de la exageración de síntomas: el IOP-29

Resumen

Los resultados de las pruebas psicológicas administradas en los contextos clínicos, civiles y forenses se ven influenciadas por la voluntad y la capacidad del evaluado de hacer una presentación de síntomas honesta y precisa. Dado que las personas evaluadas a veces intentan manipular intencionadamente su presentación clínica general para parecer menos sanos, es de gran importancia que los profesionales evalúen siempre la validez/credibilidad de los problemas y síntomas psicológicos informados (Giromini et al., 2022).

Las directrices internacionales actuales recomiendan administrar tanto pruebas de validez del rendimiento (PVT) como pruebas de validez de los síntomas (SVT) para evaluar la credibilidad de los problemas psicológicos presentados (Sweet et al., 2021). El propósito principal de los PVTs es evaluar el rendimiento excesivamente pobre en las pruebas cognitivas (bajo rendimiento en las tareas cognitivas), lo que a menudo se hace con el Reliable Digit Span (RDS) de la Escala de Inteligencia para Adultos de Wechsler (WAIS-IV), el Test de Simulación de Problemas de Memoria (TOMM), y/u otras herramientas similares. Por otro lado, el objetivo principal de los SVTs es evaluar el sesgo de respuesta negativa en las escalas de síntomas (sobreinformación de los problemas psicológicos experimentados), y suelen utilizarse las escalas de validez integradas en instrumentos como el Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota (MMPI-2), o cuestionarios como el Inventario Estructurado de Simulación de Síntomas SIMS). Idealmente, los profesionales que evalúan de la presentación de síntomas deberían incluir múltiples SVT y PVT independientes en sus baterías de evaluación (Gancedo et al., 2021; Sweet et al., 2021).

En comparación con el gran y creciente número de PVTs publicados, todavía hay relativamente pocos SVTs validados disponibles para los profesionales (Sweet et al., 2021) y este problema se acentúa al buscar test validados en población española. Además, los índices de sesgo de respuesta negativa más utilizados, y probablemente más sólidos empíricamente, como las escalas de validez del MMPI-2, están integradas en instrumentos que requieren una elevada cantidad de tiempo y un esfuerzo cognitivo notable por parte de la persona evaluada, por lo que su administración puede no ser posible, y la inclusión de SVT adicionales puede no ser factible (Giromini et al., 2022).

Por este motivo, resulta de especial interés el desarrollo y validación al castellano de nuevos instrumentos para el estudio de la validez de síntomas. En este sentido, recientemente, se publicó en la bibliografía internacional el Inventario de Problemas – 29 (IOP-29; Viglione y Giromini, 2020). El IOP-29 es un SVT autoadministrado de 29 ítems que se completa en aproximadamente diez minutos (Viglione y Giromini, 2020). Evalúa la credibilidad de las presentaciones clínicas relacionadas con el trastorno de estrés postraumático, la depresión/ansiedad, la psicosis, el deterioro cognitivo y su combinación. La mayoría de los ítems del IOP-29 ofrecen tres opciones de respuesta alternativas, es decir, “verdadero”, “falso” y “no tiene sentido”. Un pequeño número de ítems son, en cambio, tareas cognitivas (lógicas o matemáticas) que requieren una respuesta abierta.

Dado que incluye sólo 29 ítems, se trata del SVT autónomo más corto entre los disponibles en la bibliografía española. Además, fue diseñado específicamente para potenciar la validez incremental cuando se utiliza junto con SVTs que emplean las estrategias relacionadas con el uso de pseudosíntomas, como es el caso de las escalas F (Infrecuencias) del MMPI-2, o el SIMS. De hecho, un estudio de simulación realizado por Giromini et al. (2019) demostró recientemente que el examen de las puntuaciones de las escalas F del MMPI junto con las del IOP-29 mejoraba la precisión de la clasificación en comparación con el uso de las puntuaciones de las escalas F del MMPI solas o de las puntuaciones del IOP-29 solas.

Aunque el IOP-29 se publicó hace relativamente poco tiempo, su validez ya se ha demostrado en diez países diferentes (Australia, Brasil, Canadá, Inglaterra, Francia, Italia, Lituania, Portugal, Eslovenia y Norteamérica). Recientemente, ha sido traducido al castellano y validado con población española, con resultados prometedores. Por ello, el objetivo que se persigue mediante la presente sesión aplicada es ofrecer a las personas asistentes información teórica y aplicada sobre el IOP-29, con la finalidad de que conozcan el instrumento y puedan incorporarlo en su repertorio de evaluación psicométrica.

CV

Licenciado en psicología, Máster en Ciencias Forenses y en Metodología de las Ciencias del Comportamiento y de la Salud, y Doctor cum laude en Ciencias Forenses. Especializado en el estudio de la validez de síntomas, estilos de respuesta y simulación, la violencia escolar y la violencia hacia el personal sanitario. Es docente en varias universidades de las materias de psicología forense y criminal, psicología social, análisis de datos y diseños de investigación. Cuenta con amplia experiencia investigadora y, a día de hoy, es autor de más de 25 publicaciones JCR y 4 capítulos de libro. En la actualidad trabaja con varios grupos internacionales para la validación al castellano de nuevos test de validez de síntomas, así como en meta-análisis sobre dichos instrumentos. Ha participado además como ponente invitado en múltiples cursos y ha difundido sus resultados de investigación en varias conferencias y sesiones aplicadas de congresos nacionales e internacionales.

Mila Arch y José Manuel Muñoz

Deontología profesional: principios y reglas en el ejercicio forense